Estudio “Discapacidad en el ámbito de la exclusión social”

Al menos un 23 por ciento de personas sin hogar tiene discapacidad, cinco veces más que la población en general en edad similar,  así lo cuantifica el estudio “Discapacidad en el ámbito de la exclusión social”, investigación pionera elaborada por RAIS Fundación y FSC Inserta, la entidad de Fundación ONCE para la formación y el empleo de las personas con discapacidad, en el marco del Programa Por Talento, Programa Operativo de Lucha contra la Discriminación de las personas con discapacidad, cuyo desarrollo es cofinanciado por del Fondo Social Europeo.

Este estudio pionero sirve para sacar de la invisibilidad y mostrar la realidad de un grupo de personas en situación de exclusión extrema que necesitan del apoyo de todas las instancias públicas y privadas para reconstruir sus vidas, y oportunidades para incorporarse de pleno a la sociedad.

El estudio se ha realizado en dos fases. La primera fase del estudio se ha realizado a partir de una muestra de 695 personas sin hogar atendidas por RAIS Fundación en la Comunidad de Madrid, de las cuales, el 85% son hombres, el 50% mayores de 45 años, el 33% de origen extranjero y el 56% con estudios primarios. De las entrevistas realizadas concluye que tan sólo el 17% de las personas sin hogar que sí tienen el certificado de discapacidad han accedido al empleo protegido.

En la segunda fase se ha hecho un análisis en profundidad de la relación entre discapacidad, exclusión social y personas sin hogar. Para ello, se ha entrevistado a 129 personas de la muestra inicial. De las personas con discapacidad, el estudio revela que el 72,40% tiene una discapacidad física (vinculada a enfermedades no profesionales, consumo de alcohol y otras sustancias), el 46,10%, mental y el 10,5%, sensorial.

Además, las personas sin hogar acceden en un porcentaje muy bajo a las fórmulas de empleo protegido. Únicamente el 11% de aquellos que poseen un certificado de discapacidad ha trabajado en un centro especial de empleo. En cuanto al nivel de ingresos, en las personas sin hogar con discapacidad es mayor que el de las personas que no la tienen.
Por otra parte, las personas sin hogar con discapacidad son más vulnerables a sufrir situaciones de violencia, agresiones físicas y sexuales y robos e insultos. Concretamente, el 72,5% de las personas sin hogar con discapacidad entrevistadas asegura haber sufrido agresiones físicas, el 73,8% afirma haber sido víctima de robos, el 11,30% de agresiones sexuales, el 43 % de timos y el 77,5%, de insultos.

De las personas encuestadas que tienen discapacidad, el 86,4% presenta un problema de salud crónico mientras que el 39,5% ha sufrido en los últimos doce meses algún accidente (incluyendo intoxicación o quemadura).
Las personas con discapacidad del estudio han estado sin hogar una media de seis años, tiempo que se reduce a la mitad en el caso de las personas estudiadas que no tienen discapacidad.

El estudio plantea diferentes aspectos que requieren dar una mejor respuesta a esta situación de las personas con discapacidad que viven en la exclusión.

Enlace al vídeo de presentación (8 minutos)

Share
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Publicaciones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.
Ir al comienzo

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *