El nuevo modelo de Renta Mínima de Inserción Social prioriza, entre otras, a las personas con discapacidad

El Decreto-ley 3/2017, de 19 de diciembre, por el que se regula la Renta Mínima de Inserción Social en Andalucía,  aprobado en Consejo de Gobierno de 19 de diciembre de 2017 y que entrará en vigor el próximo día 1 de enero de 2018, impulsará la integración social y laboral de las personas perceptoras y atenderá situaciones de exclusión y pobreza. Su implantación contará con una dotación de 198 millones de euros, del total de 819 previstos para 2018-2021.

Esta norma, fruto del consenso entre la Administración y otras organizaciones representantes de iniciativas sociales, se desarrolla en el  el ámbito de la nueva Ley 9/2016, de Servicios Sociales y supone un avance en la atención a las personas más vulnerables, cumpliendo así  lo recogido en el Estatuto de Autonomía en esta materia.

La Renta Mínima se incorporará como prestación garantizada en el Catálogo de la Ley de Servicios Sociales de Andalucía. Consistirá en una aportación de entre 419,52 y 779,87 euros mensuales por 12 meses prorrogables por periodos de seis si persisten las circunstancias. Los nuevos colectivos incluidos son las personas inmigrantes, las mayores de 65 años con menores a su cargo, y las de edades comprendidas entre los 16 y 24 años, siempre que concurran las circunstancias excepcionales que motivaron la concesión.
El nuevo modelo da prioridad a las familias con menores de edad a su cargo, así como  las monomarentales y monoparentales, las mujeres víctimas de violencia de género y las personas con discapacidad.

A diferencia de la regulación anterior, grupos de población cuya vulnerabilidad es más intensa por presentar factores de riesgo más elevados, como puede ser la infancia, las víctimas de violencia de género o las personas con discapacidad, son objeto de discriminación positiva en este Decreto-Ley, removiendo los obstáculos que impiden o dificultan su inclusión social.

Respecto a las personas con discapacidad, siempre que cumplan con los requisitos generales establecidos en la norma, los apoyos específicos se constatan en los aspectos siguientes:

1. Respecto a la edad de la persona titular de la Renta Mínima de Inserción Social.

Se amplía el tramo de edad (el general es entre los 25 y los 64 años, ambos inclusive) para ser una persona titular de la Renta Mínima de Inserción Social en Andalucía, de forma que podrán ser personas titulares:

.-  Las que tengan una edad comprendida entre 18 y 24 años, ambos inclusive, siempre que se den, entre otras, alguna de las circunstancias siguientes:
Tener menores o personas con discapacidad a cargo, incluyendo situaciones de tutela o acogimiento familiar.
Tener un grado de discapacidad igual o superior al 33%”.
.- Las que tengan 16 o 17 años, se encuentren emancipadas y, entre otras, se dé la circunstancia de tener menores o personas con discapacidad a cargo.

2. Respecto a la cuantía de la ayuda.

En el supuesto de que en la unidad familiar haya personas con discapacidad con un grado igual o superior al 33% sin derecho a otro tipo de prestaciones, la cuantía de la ayuda se incrementará en un 10% más del IPREM una sola vez por unidad familiar.

La Renta Mínima de Inserción Social, cuya normativa reguladora se publica en el BOJA de hoy, martes 26 de diciembre, se concibe como medio e instrumento para la inserción social y laboral en la lucha contra la pobreza, la desigualdad y la marginación en Andalucía.

 

 

Share
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Empleo, Normativa, ¿Sabías qué? y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.
Ir al comienzo

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>