Entidades que trabajan por la inclusión social han sido reconocidas con las Banderas de Andalucía

Con motivo de la celebración del 28 de febrero, diversas iniciativas de inclusión social, en diferentes provincias andaluzas, han sido reconocidas con las Banderas de Andalucía.

Reconocer lo mejor de la sociedad andaluza y configurar un espejo en el que reconocerse para seguir avanzando en la construcción de un horizonte de prosperidad para nuestra tierra, son los objetivos de los actos de entrega de las Banderas de Andalucía, que se han llevado a cabo en las provincias por parte de representantes del Gobierno y de la Administración Autonómica.

En Almería, en el ámbito de la igualdad y la inclusión social, ha sido distinguida la labor de la Fundación Almeriense de Tutela que el pasado año cumplió diez años de actividad. Durante este tiempo, la Fundación ha amparado a cerca de 400 personas “velando siempre por sus intereses y su bienestar y garantizando su protección”.

En Granada ha sido premiada la Asociación Granadina de Atención a Personas con  Parálisis Cerebral (Aspace Granada), por abrir la puerta al cambio social para la construcción de una sociedad verdaderamente inclusiva. Aspace es una entidad sin ánimo de lucro, declarada de utilidad pública, que agrupa a las principales entidades de Atención a la Parálisis Cerebral de toda España, dada su implantación en las 17 Comunidades Autónomas.

La Asociación Protectora de Personas con Discapacidad Intelectual de la Comarca del Andévalo (Apamys), de Valverde del Camino, ha sido reconocida en Huelva por su trayectoria y buen hacer en la inclusión social de las personas con discapacidad intelectual. Apamys tiene como finalidad el fomento, creación y puesta en marcha de centros e Instituciones de carácter pedagógico, científico, ocupacional, social, laboral y de investigación para la atención de personas con discapacidad intelectual y de sus familias.

La provincia de Málaga ha reconocido a dos Asociaciones de larga trayectoria en la lucha por la incusión y la calidad de vida de las personas que las integran. Se trata de la Asociación para la Lucha contra las Enfermedades Renales (Alcer) y la Asociación Inclusión, Ciudadanía, Diversidad y Educación (Incide). La primera, Alcer, constituida en  1977 y declarada de utilidad pública, persigue como objetivo fundamental “Contribuir a la ayuda psicológica y física de todas las personas afectadas de enfermedades renales y sus familiares, así como la prevención y lucha de dichas enfermedades”. Por su parte, Incide viene trabajando desde 1999 para conseguir que la Inclusión, la Ciudadanía, la Diversidad y la Educación sean instrumentos para el desarrollo de la ciudadanía, en el seno de una sociedad basada en la tolerancia, la democracia y la solidaridad.

En Sevilla, en la modalidad de ‘Inclusión Social’ se ha otorgado el reconocimiento al  proyecto ‘Contigo’, coordinado por la Unidad de Atención a Estudiantes con Discapacidad del Vicerrectorado de los Servicios Sociales y Comunitarios de la Universidad de Sevilla. Este proyecto nace en el curso 2012-13 con el objetivo de mejorar la respuesta de la Hispalense a las necesidades del alumnado con discapacidad. Para ello, se ha diseñado un conjunto de programas cuyo fin es garantizar la igualdad de oportunidades de las personas con discapacidad tanto en el acceso a los estudios superiores como a lo largo de su permanencia en la universidad y avanzar así a una universidad cada vez más inclusiva y abierta a todas las personas.

Share
Esta entrada fue publicada en ¿Sabías qué?, Actualidad, Universidad y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.
Ir al comienzo

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *