Facilitar la movilidad segura de las personas con sordoceguera es el objetivo de la primera Guía de Orientación y Movilidad que se edita en España

La Federación Española de Sordoceguera (FESOCE) y la Asociación Catalana pro Personas Sordociegas (APSOCECAT) han presentado la primera guía de orientación y movilidad que se edita en España para que este colectivo pueda sentirse seguro y empoderarse en el espacio público.

Como se especifica en la web de FESOCE, esta Guía de Orientación y Movilidad para Personas con Sordoceguera aborda situaciones cotidianas relacionadas con la habilidad de estas personas para desplazarse. Cada persona con sordoceguera es diferente y necesita unas ayudas específicas. De aquí el interés en ofrecer un material que sirva de base para la instrucción de profesionales que brindan atención directa a personas con esta discapacidad (mediadores, intérpretes, guías). Se trata de una guía con conocimientos esenciales y aplicables en el día a día.Facilitarles una movilidad segura es el objetivo principal de esta herramienta.

La Guía de Orientación y Movilidad para Personas con Sordoceguera aborda los siguientes aspectos:

• Técnicas básicas de OyM
• Aspectos teóricos, intelectuales y físicos que intervienen en el proceso
• Actitudes y aptitudes que debe asimilar cualquier persona que trabaje con PcS.

Dado que la expresión “orientación y movilidad” (OyM) se suele emplear como un todo, en la Guía se hace una distinción clara entre ambos conceptos para comprender los diferentes aspectos que intervienen en el movimiento autónomo, como puede ser un desplazamiento.

La orientación se define como «la capacidad de entender la posición y localización del propio cuerpo en un área determinada, así como la relación entre éste y otros objetos o lugares en el entorno»

La movilidad, por su parte, «se refiere al desplazamiento seguro del propio cuerpo en un espacio, ya sea interior o exterior» Es decir, está vinculada al movimiento propio. Se trata de acciones como incorporarse, caminar, saltar o desplazarse.

En la Guía también se pone en valor el papel de la mediación y se definen las funciones de las personas que la ejercen. En ella, además, multiud de imágenes ilustran las adecuadas formas de hacer de la persona que actúa como guía vidente.

De esta publicación podrán beneficiarse 238.000 personas en España y 862 en Andalucía que es la cifra correspondiente al número de personas valoradas en los Centros de Valoración y Orientación de nuestra Comunidad Autónoma con un grado de discapacidad igual o superior al 75%, diagnosticadas de sordoceguera, a 1 de enero de 2018. De estas personas, 490 son mujeres y 372 hombres.

Descarga de la Guía

Share
Esta entrada fue publicada en ¿Sabías qué?, Accesibilidad, Actualidad, Publicaciones y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.
Ir al comienzo

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *