“Una inversión del 1% del PIB para conseguir un 100% de dignidad”

La frase que da título a este post ha sido expresada en el II Congreso Internacional de Asistencia Personal  por José Luis Rodríguez Zapatero, quien estuvo a cargo de la Ponencia  Marco con la que se abrió el evento. El expresidente del Gobierno abogó por seguir consolidando el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia como el cuarto pilar del Estado de Bienestar y señaló, como objetivo de financiación del Sistema, al menos el 1% del PIB para 2021.

En este II Congreso Internacional de Asistencia Personal, organizado por la entidad PREDIF en Sevilla, durante los pasados días 24 y 25 de octubre, se ha incidido en la necesidad de impulsar el desarrollo normativo de la “asistencia personal” en todo el territorio nacional.

Actualmente, según los últimos datos que ofrece el IMSERSO, esta prestación económica solo representa el 0,53% del catálogo de prestaciones recogidas en la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia.

En general, la escasa cuantía económica de esta prestación, que impide llevar una vida autónoma en el entorno habitual de las personas (actualmente, oscila entre los 300 y los 715,07 euros dependiendo del grado de dependencia), así como la falta de definición de esta figura en la normativa, se señalaron entre las causas que están impidiendo el despliegue de la misma.

Recordemos que fue durante el gobierno del expresidente Zapatero cuando se aprobó la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia, que durante mucho tiempo se ha centrado en la atención a la dependencia, más que en la promoción de la autonomía personal, lo que ha supuesto no pocas críticas, aunque en los últimos años se observa un cambio de enfoque en favor de las ayudas que favorecen la autonomía.

También hubo espacio para analizar, en el marco de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad y su Protocolo Facultativo, aprobados el 13 de diciembre de 2006 (un día antes de nuestra Ley de dependencia) su artículo 19, que es el que desarrolla el Derecho a vivir de forma independiente y a ser incluido en la comunidad. Un artículo que para muchos analistas es el más importante de la convención, y a partir del cual se desarrolla el deber de los Estados firmantes de facilitar a las personas con discapacidad que lo necesiten, los servicios de apoyo necesarios para facilitar su inclusión en la comunidad y la asistencia personal entre ellos.

En el Congreso participaron personas usuarias de la asistencia personal, entidades asociativas que están gestionando programas de asistencia personal en las diferentes Comunidades Autónomas, responsables de las Administraciones Públicas y profesionales.

Share
Esta entrada fue publicada en ¿Sabías qué?, Actualidad y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.
Ir al comienzo

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *