El síndrome alcohólico fetal, SAF, como cuadro patológico. Los niños que vinieron del frío.

Los días 15 y 16 de noviembre, en el marco del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla, se ha celebrado la Primera Jornada sobre el Síndrome Alcohólico Fetal (SAF) gracias al impulso de la Asociación de Familias Afectadas por el SAF, AFASAF. En ella se ha contado con la participación de especialistas en el mundo de la neuropediatría, la psiquiatría o la psicología.

La jornada contó también con la participación de representantes de la Consejería de Educación, por la importancia de llevar a cabo un abordaje lo más adecuado posible, dentro del Sistema Educativo Andaluz, para los niños y niñas afectados por el SAF; y también participó la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales, a través de un representante de la Dirección General de Personas con Discapacidad, para tratar el tema de los recursos sociales que ofrece la Administración para personas con discapacidad, un tema no siempre fácil en un síndrome complejo y poco conocido como es el SAF.

El SAF o  Síndrome Alcohólico Fetal, es un síndrome de influencia prenatal que se produce durante la gestación del embrión y tiene su causa en la ingesta y abuso de alcohol por parte de la madre durante la formación del feto. La mayor a menor afectación dependen de la cantidad, tipo o momento de la ingesta del alcohol por parte de la madre, así como la concurrencia de otros factores de riesgo. Los problemas más importantes para el colectivo de familias afectadas son los que tienen que ver con las secuelas a nivel psicológico para los niños nacidos con SAF:

• Hiperactividad, déficit de atención e impulsividad
• Obsesiones hacia ciertas conductas u objetos de interés.
• Problemas de relación y socialización
• Dificultad de aprendizaje
• Discapacidad intelectual variable

El problema se ha puesto de manifiesto en fechas recientes tras los procesos de adopción de niños en Rusia, producidos en los últimos 20 años. Según datos de la Generalitat de Cataluña, el 50% de los niños adoptados procedentes de Rusia y Ucrania están afectados por trastornos del espectro alcohólico fetal (TEAF), aunque solo el 20% presenta la manifestación más grave de estos trastornos, el SAF.

Share
Esta entrada fue publicada en ¿Sabías qué?, Actualidad, Centros de valoración y orientación, Infancia con discapacidad y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.
Ir al comienzo

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *