La brecha de género también se pone de manifiesto en la Universidad

En la Universidad también hay brecha de género, esta afirmación es la que se extrae del IV Estudio “Universidad y Discapacidad” realizado por la Fundación Universia con la colaboración del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), Fundación ONCE, el Real Patronato sobre Discapacidad y la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (Crue).

El estudio analiza 72 universidades (públicas y privadas) y se han entrevistado a 1.720 personas con discapacidad que están cursando estudios universitarios en la actualidad o que lo han hecho recientemente. De él se extraen, entre otras conclusiones, que:

• La proporción de estudiantes que permanecen en la universidad va disminuyendo a medida que avanzan los estudios universitarios (grado, primer y segundo ciclo; posgrado y máster y doctorado).
• Las mujeres con discapacidad tienen, en comparación con sus homónimos varones, más dificultades para estudiar en la universidad. El 15,2% de mujeres con discapacidad encuestadas han afirmado que el hecho de ser mujer ha supuesto mayores dificultades en el desarrollo de sus estudios o ha implicado más discriminación o exclusión que la experimentada por sus compañeros varones.

Como informa el CERMI, “el estudio muestra que hay una menor proporción de mujeres con discapacidad que estudian en la universidad con respecto a la de hombres, con un 49,1% de mujeres estudiantes de grado, un 48,7% de posgrado y un 43,4% de doctorado. Esto contrasta respecto a la comunidad de estudiantes universitarios general, pues, sin tener en cuenta la discapacidad, existe una mayor representación de mujeres en las aulas: el 45% son hombres y el 55% son mujeres, según datos de la Crue correspondientes al curso 2016-2017”.

Por otro lado, tener una discapacidad también implicaría un mayor riesgo de abandono de los estudios, pues de los 21.435 universitarios de grado, primer y segundo ciclo con discapacidad representados en el estudio, la proporción de estudiantes que permanecen en la universidad va disminuyendo a medida que avanzan los estudios, contando con un 1,8% de estudiantes de grado, primer y segundo ciclo; 1,2% de posgrado y máster; y 0,7% de doctorado.

Finalmente, y por lo que refiere al tipo de discapacidad, se mantiene la tendencia observada en estudios anteriores, siendo la discapacidad predominante entre los estudiantes de grado, primer y segundo ciclo la física (55,9%) y la menos representada la sensorial –visual y auditiva; 17,6%–. En este sentido, y como concluyen los impulsores del estudio, “muy pocos estudiantes con discapacidad intelectual llegan a los estudios universitarios”.

Consulta los resultados del ‘IV Estudio Universidad y Discapacidad’.

Share
Esta entrada fue publicada en ¿Sabías qué?, Accesibilidad, Actualidad, Formación, Publicaciones, Sobre discapacidad, Universidad y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.
Ir al comienzo

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *