Los pictogramas, una herramienta de apoyo más para la accesibilidad universal

Dado que la discapacidad está más en la inadecuación de los entornos, de los servicios, de los programas, de las medidas en general, que en las propias personas, el reto está en que las personas con discapacidad en el futuro vivan en un entorno accesible que posibilite que desarrollen una vida autónoma, independiente, una vida activa, erradicando aquellos obstáculos que les impiden su plena participación en la sociedad.En este sentido, la accesibilidad es la posibilidad que todo ser humano tiene de utilizar un objeto, visitar un lugar o acceder a un servicio o producto. Es la participación plena en todos los aspectos de la vida diaria, independientemente de las capacidades físicas o cognitivas que se tengan.

Cualquier herramienta, medida, o innovación que venga a contribuir a la consecución de la accesibilidad universal será un paso más en el objetivo de mejorar la vida de las personas con discapacidad. El uso adecuado de los pictogramas como herramienta de comunicación y organización, favorece la comprensión del medio que las rodea y, como consecuencia, el estado de bienestar de estas personas.

Un pictograma es un signo que representa esquemáticamente, sin detalles superfluos, un símbolo, objeto real o figura. Es entendido como un signo claro y esquemático que sintetiza un mensaje sobrepasando la barrera del lenguaje; con el objetivo de informar y/o señalizar. Un pictograma debería ser enteramente comprensible con solo tres miradas.

 

El uso de los pictogramas es muy frecuente en los tratamientos para personas con autismo o  Trastornos del Espectro Autista.

 

 

Una iniciativa de este tipo es la llevada a cabo por la Concejalía de Políticas Sociales del Ayuntamiento de la Carolina, en Jaén, con el fin de ayudar a las niñas y niños con autismo a cruzar las calles. Los pictogramas explican a la persona viandante las pautas que debe seguir para cruzar los pasos de peatones.

La iniciativa responde a una propuesta de familias con hijos de este perfil, que explicó cómo un pictograma facilita las decisiones o la forma de actuar para un niño o una niña con autismo. Con ello, se favorecería su autonomía en la vida pública.

Los pasos de peatones del centro de La Carolina (Jaén) y del entorno de los centros educativos han cambiado su aspecto para incluir pictogramas con los que se pretende mejorar la movilidad de personas con autismo, especialmente al cruzar la calle.

Share
Esta entrada fue publicada en ¿Sabías qué?, Accesibilidad, Infancia con discapacidad, Mujer con discapacidad, Sobre discapacidad y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.
Ir al comienzo

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *