El Prado cada vez más accesible

Bucles magnéticos hacen que el Museo del Prado sea accesible para personas sordas.

El Museo del Prado, que en este 2019 cumple 200 años, es ahora accesible gracias a los 42 bucles magnéticos que ILUNION Salud ha instalado en los distintos mostradores y en el auditorio de la en la principal institución cultural del país.

El Museo Nacional del Prado abrió al público el 19 de noviembre de 1819 con 311 pinturas de la Colección Real, todas de autores españoles, colgadas en sus muros. Desde que fue inaugurado y a lo largo de su historia centenaria, ha cumplido con la alta misión de conservar, exponer y enriquecer el conjunto de las colecciones y obras de arte que, estrechamente vinculadas a la historia de España, constituyen una de las más elevadas manifestaciones de expresión artística de reconocido valor universal.

Ahora, la instalación de los bucles magnéticos permite a las personas sordas que utilizan audífonos o implantes cocleares escuchar con claridad, nitidez y cómodamente a su interlocutor, una fuente de audio, una proyección audiovisual o una conferencia.

En este sentido, Virginia Garde, la coordinadora general de Desarrollo de Públicos y Seguridad del Museo del Prado manifiesta que, “es preciso poner todos los medios a nuestro alcance para facilitar que quienes quieran acercarse al museo puedan hacerlo sin obstáculos, accediendo a espacios, servicios y contenidos, y puedan disfrutar de una visita sin condicionantes que limiten ese disfrute. Desde distintos frentes se trabaja para detectar las necesidades de los diferentes públicos y darles una solución o el apoyo que requieran hasta conseguir la eliminación de barreras de todo tipo.”

Esta iniciativa de instalación de los bucles magnéticos se suma a las ya implementadas desde 2007 con el objetivo del Museo del Prado de avanzar hacia la accesibilidad universal, mediante la signoguías y los contenidos audiovisuales subtitulados.

2019 es un gran año para el Museo del Prado que, además de cumplir su bicentenario, ha sido galardonado con el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades.

El bucle magnético, según  expresión de la Confederación Española de Familias de Personas Sordas, Fiapas, es una ayuda auxiliar para usuarios de prótesis auditivas (audífonos y/o implantes) que facilita la accesibilidad auditiva en el entorno, tanto para la orientación y movilidad en el espacio, como para la percepción de la información sonora de todo tipo y del lenguaje. Con ello, se posibilita la comunicación y las relaciones interpersonales en espacios y/o situaciones contaminadas por el ruido ambiente y/o en las que la distancia con el interlocutor o la presencia de varios interlocutores dificulta o impide dicha comunicación y el acceso a la información. El bucle es, por tanto, un producto de apoyo a la comunicación oral y para el acceso a la información de probada eficacia en su empleo para espacios y servicios de concurrencia pública donde la megafonía resulte contaminada por el ruido.

Señalización de zona con bucle magnético

Share
Esta entrada fue publicada en ¿Sabías qué?, Accesibilidad, Formación, Turismo y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.
Ir al comienzo

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *