La discapacidad intelectual, trastornos del espectro del autismo y parálisis cerebral frente al coronavirus.

Plena Inclusión ha elaborado una serie de documentos con recomendaciones para las y los profesionales sanitarios en la atención a las personas con discapacidad intelectual, trastorno del espectro del autismo o personas con parálisis cerebral durante esta crisis sanitaria del coronavirus.

Plena Inclusión ha estudiado documentación proveniente de diversas fuentes, entre ellas, el Servicio Nacional de Salud de Inglaterra (NHS England) y la Asociación Empresarial de Economía Social de Cataluña (DINCAT), para trasladar a las y los profesionales de nuestro sistema sanitario algunas recomendaciones en el tratamiento de las personas con discapacidad intelectual, con algún trastorno del espectro del autismo y personas con parálisis cerebral en el ámbito hospitalario.

A pesar de que en estos momentos no se dispone de datos científicos, la discapacidad intelectual o del desarrollo “per se” no parecen representar factores de riesgo para COVID-19. Sin embargo, es importante recordar, que en este colectivo se da una prevalencia de enfermedades físicas aproximadamente de 2,5 veces superior a la de la población general. Entre ellas, algunas que pueden representar factores de riesgo para el desarrollo de formas graves de COVID 19.


Se hace relevante prestar especial atención en la detección de patologías previas o concomitantes, especialmente en personas con altas necesidades de apoyo y dificultades comunicativas.

Entre la documentación facilitada por Plena Inclusión, se encuentra un folleto con datos destacados y recomendaciones.

Cartel con datos de discapacidad intelectual, TEA o parálisis cerebral para centros de salud

Nos recuerda el efecto eclipsador de la discapacidad o el bienestar emocional ante situaciones hospitalización. Se pone énfasis en la necesidad de garantizar el derecho a la información y a dar un consentimiento informado en los casos necesarios.

Escuchar a los familiares y cuidadores se hace esencial porque son quienes conocen a estas personas y saben los mínimos cambios en su comportamiento y en los aspectos físicos que puedan presentar.

Garantizar la dignidad de la persona en el trato, facilitar su elección en algunos aspectos son otras de las cuestiones que, junto con recomendaciones para la comunicación con estas personas, Plena Inclusión quiere transmitir al personal de los centros sanitarios y de salud en estas guías.

Share
Esta entrada fue publicada en Publicaciones y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.
Ir al comienzo

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *