Guía pautas básicas de comunicación con personas con sordoceguera en el ámbito hospitalario

La situación sanitaria actual debida a la pandemia por COVID-19 (coronavirus), ha puesto de manifiesto las dificultades que el personal sanitario ha podido encontrar para entablar una comunicación efectiva con pacientes con sordoceguera hospitalizados en situación de aislamiento, cuando no es posible el acompañamiento de la persona mediadora o cuidadora habitual.

Por ello, La Federación Española de Sordoceguera (FESOCE) ha elaborado una publicación titulada “Sordoceguera y COVID19 ¿Qué hacer si ingresa una persona con sordoceguera?”, dirigida a las y los profesionales sanitarios durante la pandemia por el COVID-19y en cualquier situación hospitalaria que involucre a una persona con sordoceguera.
La Guía proporciona unas pautas básicas para la comunicación con una persona que no puede ver ni oir y ofrece sencillos protocolos, acompañados de una pequeña colección de vídeos con los signos más habituales en lengua de signos apoyada en el contexto hospitalario.
Se signas palabras como: Hola, Adiós, Médico, Enfermera, Hospital, Dolor, Fiebre, Tos, Respirar, Bien, Mal (sentirse), Frío, Calor, Baño, Comer, Inyección, Medicamento, Analítica, Mascarilla, Guantes y Coronavirus.
SORDOCEGUERA
La sordoceguera es una discapacidad que resulta de la combinación de dos deficiencias sensoriales (visual y auditiva), que genera en las personas problemas de comunicación únicos y necesidades especiales, derivadas de la dificultad para percibir de manera global y desenvolverse en su entorno. Es una discapacidad que requiere de unos servicios especializados, personal específicamente formado para su atención y métodos especiales para la comunicación y para la realización de las actividades de la vida diaria.
En Andalucía, los datos referidos a personas reconocidas con un grado de discapacidad igual o superior al 75%, con diagnóstico de sordoceguera exclusivamente, a fecha de 1 de enero de 2020, reflejan que son 28 personas, de las que 15 son mujeres y 13 son hombres.
La situación de las personas con sordoceguera es tan específica que ha requerido que el Parlamento Europeo haya aprobado en 2004 una Resolución reconociendo a la sordoceguera como discapacidad con entidad propia, y que requiere unos recursos específicos. Por ello, ha instando a los Estados miembros a que aprueben este reconocimiento y adopten las medidas necesarias para su atención adecuada. Este reconocimiento ha sido fruto de un trabajo constante de la organización europea de sordoceguera EDbN, y dentro de ella APASCIDE ha sido una de los principales impulsores.
ENTIDADES
APASCIDE es la entidad titular del único centro especializado en sordoceguera de España con sede en Salteras, Sevilla. Se trata del centro Santa Ángela de la Cruz.
Otras entidades especializadas que actúan en Andalucía son ASOCIDE y FOAPS.
Share
Esta entrada fue publicada en Accesibilidad, Publicaciones y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.
Ir al comienzo

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *